Alevín de mero

Pescando raones ​encontré una altina de rocas y algas, y accidentalmente ha subido este pequeño mero, que ha sido devuelto al mar.

Estos meros son bastante abundantes en la zona costera, alrededor de los 20 a 25 metros de profundidad.

Llegan a alcanzar un peso de unos 10 kilos. Lo que nunca he sabido es a dónde van cuando son adultos, porque estos meros son muy abundantes cerca de la costa, pero al volverse adultos se trasladan a aguas más profundas, y las capturas de meros grandes de este tipo son muy puntuales. Es parecido a la cherna, pero no lo es. Les gusta habitar zonas especiales, tal como barcos hundidos. Me consta que en pesca submarina sí hacen capturas, pero desde embarcación, a mí concretamente, me ha sucedido sólo en dos ocasiones. Dos ejemplares de unos 8 kilos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *