Anfós llis

Siguiendo con las especies, en esta ocasión podemos observar un mero que habita a poca profundidad. Es diferente al mero corriente porque tiene un color marrón más bien uniforme.
Sus costumbres son diurnas y es muy activo. En muchas ocasiones los capturo pescando “roquer”, a 20 metros de profundidad, y debido a que tienen una talla mínima de 50 ctms, la mayoría deben ser devueltos al agua. Pero los de más tamaño, como el de la imagen, entran bien al curricán de fondo, y su tamaño ya es considerable. Creo que son muy territoriales porque cuando capturo alguno en un sitio concreto, no pica ningún otro; y sin embargo, tras varios días, se coloca otro ejemplar en el mismo sitio. Les gustan las piedras aisladas, arrecifes artificiales, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *