Justo después de rebasar el cabo Enderrocat, puedes fondear en cualquier sitio (elige zonas de arena para no estropear la posidonia) y si tienes una mañana con el mar en calma, podrás disfrutar de aguas tan puras y cristalinas como las de la imagen. ¡qué suerte tenemos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: