Cap-roig al alba

Hace unas semanas, probé si el cap-roig ya se anima a picar, y justo a la salida del sol se enganchó este ejemplar, pero luego ya no tuve ninguna picada más en toda la mañana.

Por cierto, aprovecharé para quejarme de la nueva norma que nos obliga a marcar los peces de mayor valor, que se trata de cortar un trozo de cola al pez.
A mi me gusta llegar con el pescado lo más fresco posible y por ello, llevo un vivero en el que voy metiendo las capturas y al llegar a casa, todos los peces están coleando.
Pues, antes de bajar las capturas de este día, le corté al cap-roig un trozo de cola, en vivo, y la verdad es que no puedo entender porqué tenemos que hacer sufrir más a un animal que ha sido capturado.
El respingón que dio fue brutal.

En fin, una idea más de alguien que, impone normas, sin tener en cuenta ciertos aspectos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *