Este martes salí a pescar un rato. Los peces no estaban por la labor, fuí probando muchas piedras i tan sólo tuve suerte en una de ellas, capturando este bello ejemplar de cap-roig, que dió un peso de 2 k y 10 gramos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: