el Dentón

El dentón es una de las piezas soñadas para los aficionados a la pesca deportiva. Habitante de las zonas rocosas, para mi, es un pez misterioso, porque, a diferencia del mero que siempre está en su piedra y le cuesta mucho cambiarse de sitio, el dentón es totalmente diferente, tiene una movilidad impresionante.
Me he fijado que tienen sus zonas preferidas y cuando he pescado un dentón en una roca, las capturas se repiten en muchas ocasiones, sin embargo conozco rocas en las que lo he intentado en muchas ocasiones y nunca he pescado ninguno. Otra característica del dentón es que habita en cualquier lugar de la plataforma continental, me refiero que los podemos encontrar muy cerca de la costa, en zonas de acantilado en que el fondo baja muy rápido hacia los 35 mts, y también los he pescado a 15 millas de la costa, con 100 metros de sonda.

Su peso medio es de unos 6 ó 7 kilos, y hemos conseguido capturas de hasta 10 kilos. Las técnicas de pesca son varias, unas con cebo natural como el curricán de fondo y las otras, más modernas y más efectivas, que son los artificiales como el jigging y el curricán de fondo con excitadores y un señuelo artificial. Me sorprende que el dentón, siendo un pez tan precavido y difícil de engañar, sea tan fácil de capturar con artificiales. El dentón se pesca durante todo el año, no desaparece como la serviola grande, lo que si he observado es que, dependiendo de la época del año, entra más a un tipo de pesca que a otro, sobretodo con los artificiales, que serán más efectivos en invierno.

En el aspecto gastronómico, te diré que de cualquier forma está muy sabroso, su carne es muy blanca. Yo lo he cocinado a la sal, a la plancha, al horno con verdura por encima, en fin, que nos sirve de base para casi todas las recetas de pescado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *