El Gall o pez de san Pedro

 

Éste sí que es un pescado de suerte. Es un todo-terreno porque su hábitat es muy variado. Lo podemos encontrar a poca profundidad, en las praderas de posidonia, y mar adentro, lo encontraremos tanto en profundidades de 50 metros, como en los 80 metros e incluso, en la zona de fonera, en fondos de 150 metros o más.
Es un pez bastante depredador, no come del fondo, más bien se alimenta de pececillos y calamares pequeños. En una ocasión, pescando a curricán de fondo tuve la suerte de pescar uno de 2.5 kilos.
Los he pescado con la caña de fondo, al curricán y con la potera de los calamares. Yo creo que la mayoría de aficionados a la pesca de calamares habrán pescado alguno en su vida.
Gastronómicamente es un manjar porque tiene muy pocas espinas. Para mí, es el mejor pescado. En su lomo tiene unos botones acabados en púas y su aleta dorsal es bastante ancha. Para cocinarlos os remito a otro post de este blog en el que hay una receta de mi amigo Santi Juan de Ibiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *