el Llop – la lubina

Actualmente la lubina escasea en nuestra bahía. Es un pez que habita en los puertos, donde se las puede ver, siempre muy sigilosas y atentas. Antiguamente, cuando yo era niño, recuerdo que los pescadores viejos del club las pescaban con un anzuelo y un sedal, y de carnada “decían” que ponían un grillo. También recorre las zonas de las playas y la parte cercana al litoral y exteriores de los muelles y escolleras de los puertos. Junto con las doradas, las lubinas son las piezas más buscadas por los pescadores que practican su afición desde la playa o las rocas.
Yo he perdido muchos amaneceres y muchas tardes tras las lubinas y os puedo comentar que el 99% de las salidas son infructuosas. Coinciden dos factores, uno es que hay muy pocos ejemplares y el otro es que, al ser un pez muy receloso, dificílmente nos entra a nuestro señuelo.
Hace unos años, la consellería hizo una suelta de unos 1.000 alevines y cualquiera pescaba lubinas, pero ya os podeis imaginar, duraron un telediario.
Os habréis fijado que las revistas de pesca españolas casi siempre llevan una portada con un buen ejemplar de lubina o dorada. Yo no sé si en el litoral peninsular será muy fácil pescarlas, pero desde luego, en la bahía de Palma os aseguro que no lo es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *