el Pargo

Localmente denominado «pàguera», es un pez que según va creciendo, necesita más profundidad para vivir. Pescando cerca de la costa tendremos capturas de pequeños pargos. Recordad que tiene talla mínima de 18 ctms. Al adquirir un peso de entre 400 y 600 gramos, las podemos encontrar en las rocas que hay sobre fondos de 32 a 36 metros de profundidad. Cuando tienen este tamaño, aún son poco precavidas y las podemos capturar pescando con embarcación fondeada.

 Siguiendo con su crecimiento, al alcanzar el peso aproximado de un kilo, se trasladan a los fondos rocosos de los 70 metros. Allí es donde van a vivir bastante tiempo, llegando a alcanzar pesos de 4 y 5 kilos. En pesca recreativa es muy difícil que podamos capturar un ejemplar adulto, pues son muy listas y no entran al cebo. Ocasionalmente, al jigging se puede conseguir alguna captura.
Cuando son adultas se trasladan a los fondos de la fonera, y las podemos encontrar a partir de los 140 metros de profundidad, y más. Debido a la escasez de luz que hay en los fondos abisales, es habitual que se capturen ejemplares adultos cuando practicamos la pesca de fonera.

El pargo es muy parecido al pajel, pero en la cocina hay una gran diferencia, el pajel tiene la carne muy seca y poco deliciosa, sin embargo, el pargo, es muy sabroso. Se cocina, normalmente, al horno con verduras, a la sal, frito con harina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *