el pez rémora

el marlín del mediterráneo que pescamos este domingo llevaba adosadas dos rémoras. Ha sido la primera vez que he podido ver de cerca este raro pez.
Los devolví al mar porque supongo que no es comestible, es de talla pequeña y su aspecto es de otro mundo.

Tiene un disco adhesivo que lo usa para adherirse a un pez grande de superficie, y lo aprovecha como medio de transporte.

Se alimentan de copépodos, una pequeña forma de vida acuática, de la familia de los crustáceos y que forman el zooplancton.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *