el rape

Localmente denominado “rap” es un pez que muy ocasionalmente lo  podamos pescar con los medios de la pesca recreativa. Sé de algunos casos muy puntuales. Sin embargo es un pez muy abundante en la Bahía de Palma, pero sólo se captura con medios profesionales como el trasmallo y el arrastre.
Su técnica para alimentarse es enterrándose en la arena o el fango, asomando justo un poco la parte delantera de la cabeza y usa un antena cuyo extremo superior tiene una imitación a un pececillo, y lo va agitando para que otros peces se acerquen para comerlo y entonces el monstruo ataca. Con esta forma de alimentarse es muy difícil que entre a nuestra carnada.
Su boca abierta es espectacular, y aparte de que tiene unos dientes finos y afilados, en la parte interna de la boca tiene otro sistema de dientes para que sus presas no puedan escapar.
En su estado juvenil tiene un peso de menos de un kilo, y el peso normal a media edad es de unos seis kilos, pero llega a alcanzar los veinte kilos o más.
Habita en fondos de arena y fango, pero con el trasmallo para la langosta se capturan bastantes ejemplares en las zonas rocosas. Su profundidad preferida es a partir de los 60 metros.
Gastronómicamente es delicioso, tiene que quitarse la piel, pero es muy fácil; con  la parte delantera podemos hacer un guiso ibizenco “aguiat eivissenc” que está de muerte y con la parte trasera, podemos hacer cualquier receta de pescado. No tiene espinas, tan solo un hueso central y la forma más habitual es asado a la plancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *