Erizo “prehistórico”

Cuando hablamos de un erizo de mar, nos viene a la mente una imagen de un ser redondeado y rebosante de púas finas. Pues en aguas profundas, alrededor de los 70 metros, habita este tipo de erizo que podéis ven en la imagen.
Le he puesto el adjetivo de prehistórico porque realmente aparenta que no ha evolucionado. La primera vez que vi un ejemplar, me sorprendió mucho.
Gastronómicamente no tienen ningún interés y económicamente tampoco, o sea, que tienen la suerte de ser devueltos a su hábitat una vez capturados.
A pesar de todo, no deja de ser interesante y peculiar.

El ejemplar de la imagen está reposando por un costado y las púas son muy frágiles. Tienen una textura parecida a una tiza de pizarra de la escuela, muy fácil de partir.
La parte central que podéis observar es su boca.
Existen otras especies de erizos, como el negro que podemos ver en las rocas cuando nos bañamos, otros más grandes de color lila, y otros que los pescadores de trasmallo los denominamos “cap de mort” (cabeza de muerto), que habitan zonas arenosas y cuando cruzas una colonia con la red, suben a cientos. No parece posible tal densidad de erizos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *