Pasando la zona del Cabo Blanco y justo después de Cala Pí, podemos encontar un rincón que no tiene nada que envidiar a las aguas de Formentera. Está justo antes de llegar a s’Estalella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: