la Serviola

Durante los meses otoñales pescamos los verderols, que coinciden con las llampugas y durante el mes de noviembre, ambas especies desaparecen de nuestra bahía, y en el mes de junio vuelven a aparecer las serviolas adultas para reproducirse. Durante las semanas de reproducción creo que no se alimentan, porque las “morunas” de los profesionales las capturan junto a la costa y sin embargo no entran al curricán. Pero después del desove necesitan reponer energías y les entra un hambre voraz. Las podemos encontrar en cualquier fondo, yo las he capturado a 20 m, a 35 m e incluso en la zona de los 75 m de profundidad.
El ejemplar de la imagen dio un peso de 35 kilos, y la más grande que recuerdo haber pescado alcanzó los 43 k, precisamente en Cabrera, frente a la punta “Ençiola”. Actualmente no podemos pescar en la zona de Cabrera porque es un parque natural y con este asunto tampoco estoy de acuerdo. Considero que a los mallorquines nos han robado un bien que nos pertenece. Acepto que se debía preservar, legislar, proteger, etc, pero una medida tan drástica como la que han hecho, me parece abusiva. Se podía haber hecho como en la reserva marina, que unos días se puede pescar y otros no, y que unas especies tienen unos meses de veda, y que unas modalidades se puedan practicar y otras no; pero lo que han hecho ha sido arrebatarnos lo mejor que tenemos los mallorquines en la zona marítima del sur, drástica y simplemente “todo prohibido”. Al final, siempre hay una especie dominante que no deja que las demás quepan, el mero en zonas rocosas y las rayas “ferrasses” en zonas arenosas y fangosas.
Volviendo a nuestro tema, la serviola cría en junio y durante los meses de julio y agosto se quedan merodeando en nuestra bahía para recuperar fuerzas. Después desaparecen, nunca ha sabido a dónde van y dónde habitan durante el invierno y la primavera. El caso es que en el mes de junio del próximo año, aparecen de nuevo. De la puesta de junio nacen los alevines, que con su rápido crecimiento, en 1 de septiembre ya nos levantan la veda y los podemos capturar al curricán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *