Recorriendo la Bahía en busca de alguna zona con peces dispuestos a picar, al final de la jornada tuvimos la suerte de encontrar una piedra con peces ballesta, que nos arreglaron al día.
A primera hora sacamos un «escorball» (corvina) y alguna cántara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: